hombre lobo ficha de monstruo
un hombre lobo con luna llena
Nombre: Hombre lobo
Dieta: Otros hombres
Peso: 90 – 120 kilos
Altura: 2 metros
Poderes: Fuerza extrema en noches de luna llena
Época: Histórica y mítica
Avistamientos hoy: Sí

La noche no sólo trae la luna y la oscuridad: también historias de terror y de monstruos horribles. Desde los inicios de la humanidad, en las cavernas que servían de techo para nuestros lejanos antepasados, los hombres se reunían a contar. Y allí se generaron también los hombres lobo, el monstruo del que hoy os hablaremos.

Tal vez en un principio los relatos describían las actividades cotidianas del día, pero luego, llegaron aquellos que cautivaron a los otros con su imaginación y sus personajes inquietantes. Probablemente en esos lugares, entre las sombras y sonidos misteriosos de una noche de luna llena, se habló por primera vez de una criatura aterrorizante: el Hombre Lobo.

Hombre lobo: características

El Hombre Lobo es en realidad un individuo que ha dejado de ser humano para transformarse en monstruo. Su metamorfosis ocurre en las noches de luna llena, cuando su piel es sustituida por pelaje de lobo, sus manos se convierten en garras y su boca en un hocico fiero con colmillos afilados. Mucho se ha hablado de su necesidad de consumir carne humana, sin embargo, existen pruebas de Hombres Lobo que atacaban al ganado y no a las personas.

Es en la Edad Media cuando se hacen más presentes entre los pobladores europeos las historias sobre este ser feroz. Se decía que prefería cazar a mujeres y niños que deambulaban solos e indefensos por el bosque. Tanto miedo existía a su presencia, que hasta la Iglesia Católica tomó cartas en el asunto.

hombre lobo en la edad media

La Inquisición, que no necesitaba mucho incentivo para condenar a la hoguera a cualquiera que considerara hereje, se ocupó muchas veces de darle caza a sospechosos de licantropía. Se cuenta que fueron denunciados cerca de 30000 casos de avistamientos y ataques de Hombres Lobo, solamente entre los años 1589 al 1610. Para identificarlos la Inquisición los despellejaba vivos para exponer su pelaje oculto bajo la piel humana.

El origen del mito (mitologías)

Las primeras referencias escritas de la existencia del Hombre Lobo aparecen en los textos bíblicos, específicamente en el libro de Daniel del Antiguo Testamento.

Según se narra en estas páginas Dios había castigado al rey de Babilonia Nabucodonosor II por haber causado la destrucción del templo de Jerusalén. Dice la Biblia: “(El rey) fue echado de entre los hombres; y comía hierba como los bueyes y su cuerpo se mojaba con el rocío del cielo, hasta que su pelo creció como plumas de águila y sus uñas como las de las aves”.

Los autores grecorromanos, por su parte, refieren que fue un castigo de Zeus hacia el rey griego Licaón, que ofreció al dios un plato confeccionado con carne de un niño que había sido sacrificado. Zeus lo condenó a ser un lobo hasta su muerte. De esta historia se origina el término “licántropo” que surge de la unión de lýkos (que quiere decir lobo en griego) y ánthropos (que significa hombre).

Más al norte, en la mitología nórdica se registra que el dios Odín se hacía acompañar por dos lobos. Por otra parte fue precisamente un lobo gigante, llamado Fenrir, quien dio muerte a la gran divinidad nórdica, devorándolo. Por ambas referencias, los escandinavos entrenaron a los “berserker”, guerreros consagrados a Odín, temidos durante siglos por su capacidad de convertirse en lobos con sólo portar un cinturón de piel de la bestia.

Un caso muy famoso tuvo lugar en Francia, cuando un hombre fue acusado de matar al menos a 121 personas entre 1764 y 1767. Fue llamado la “Bestia de Gévaudan”, en alusión a la región del sur de Francia que donde tenían lugar sus crímenes. Aunque no se conservan sus restos que no fueron embalsamados, se cuenta que el granjero que consiguió matarlo se llevó una gran sorpresa.

La criatura cazada, con tres balas de plata, era un extraño animal de hocico y orejas puntiagudas, cabeza ancha pelaje rojo con una raya negra a lo largo del lomo.

Películas de hombres lobo

La primera aparición del Hombre Lobo en la gran pantalla se remonta a 1935 y fue en un filme llamado “Werewolf of London”.

A esta le siguió en 1941 “The Wolf Man” producida por los estudios Universal. Esta película fue muy importante, ya que enunció varios de los aspectos del Hombre Lobo tal y como llegan al día de hoy: su relación con la luna llena, la posibilidad de contagiar a otros humanos y la vulnerabilidad a la plata.

El cine ha incluido al Hombre Lobo entre sus personajes en más de cien ocasiones, sea como protagonista o secundario. Tal vez las más notables han sido: “Un hombre lobo americano en Londres” (1981), que inspiró el video “Thriller” de Michael Jackson, “Lobo” (1994), protagonizada por Jack Nicholson y “Hombre Lobo” (2010), con Benicio del Toro. De esta última vemos el tráiler:

Mención aparte merecen las sagas de Crepúsculo y Underworld, donde la lucha entre Hombres Lobo y vampiros es el detonante para contar la historia en un mundo donde estos seres conviven con los humanos en una especie de equilibrio inestable.

Os dejamos con otro vídeo que es un clásico, la transformación en hombre lobo de «Un hombre lobo American en París»:

¿Qué significa soñar con hombres lobo?

De manera general se dice que soñar con Hombres Lobo puede hablar acerca de tu ira interior. También puede expresar preocupaciones o ansiedad por lo que está sucediendo en la vida de quien sueña.

Para algunos este sueño remite a la belleza de ser fuerte en soledad y saber cuidarse uno mismo. Para otros hace referencia a algunas personas que llevan una doble vida, ya sea en el plano personal o laboral.

En lo particular:

  • Si se sueña con ser acechados por Hombres Lobo es señal de vivir un período de miedo y angustia.
  • Matar a un Hombre Lobo significa la victoria o triunfo sobre alguna adversidad que nos preocupa.
  • Convertirse en Hombre Lobo simboliza que la persona puede tener varias personalidades y puede cambiarla según en el lugar o situación que se encuentre.

En los pequeños, no debe darse mucha importancia a estos sueños. Muchas veces los niños tienen sueñan con estas criaturas por haber visto algún filme o haber escuchado una historia. Pero si el sueño persiste, puede indicar un temor que no se reconoce con facilidad.

Ya sea que estemos dormidos o despiertos, un Hombre Lobo es una criatura peligrosa y fascinante que llegó para quedarse en nuestras leyendas y, por tanto, en nuestras vidas.

Artículos relacionados