altie monster
Nombre: Altie
Dieta: Algas y pequeños peces
Peso: 2-4 toneladas
Características: aletas de foca
sale del agua con salto de 5 metros
Época: Histórica
Avistamientos hoy: Sí (2018)

El río Altamaha corre en el sureste del estado de Georgia, EEUU, y tiene también su espacio en el mundo de los críptidos.

Según el folklore local, se dice que en él habita una criatura legendaria llamada Altamaha-ha o abreviado Altie. Este tiene sus orígenes en la tradición Muscogee.

Te interesará también: Monstruo del Lago Ness.

Características del Altie, o Altamaha-ha

Altie se dice que vive en pequeños pantanos del río y campos de arroz abandonados cercanos a la desembocadura del río.

Tiene unos 10 y 20 metros de largo, cuello alargado y aletas similares a las de una foca. Cuando nada, lo hace dando salto fuera del agua de unos 5 pies de separación. Las descripciones de este monstruo coinciden bastante con la de otros monstruos marinos, como el famoso Nessie.

Historia de un avistamiento

De hecho, los primeros reportes de Altie datan de 1830, donde un capitán de navío de apellido Delano y 5 miembros de su tripulación lo vieron en las inmediaciones de la isla St. Simons.

Ha habido avistamientos de esta criatura alrededor de Darien y en otros lugares del condado de McIntosh. El primero de ellos fue en 1981, cuando dos testigos, un ex-editor de nombre Larry Gwin y su amigo Steven Wilson afirmaron haberlo visto mientras pescaban.

Al publicar la historia, salieron a la luz otros testigos que afirmaron varios avistamientos desde 1970.

La evidencia más contundente de la existencia de Altie se produjo en 2018, cuando se encontró un cadáver en descomposición de lo que parecía ser un Altamaha-ha. El hallazgo fue localizado en el Refugio de Vida Natural de la isla Wolf y generó gran polémica en las redes sociales.

No obstante, más tarde se descubrió que todo esto era un montaje creado por el artista del performance Zardulu, utilizando el cadáver de un tiburón y la técnica de papel-maché.

Si Altie existe o no aún está por probar, hasta que pueda obtenerse evidencia sólida de su existencia.